SOBRE LA ALIMENTACION DEL BEBE

En mis años de amistad con tantas mamás a lo largo y ancho de todo el mundo, he aprendido que lo que en un país está totalmente prohibido a una determinada edad es lo más común en otro.

Es el caso, por ejemplo del bróccoli, que en muchos libros y páginas web [serias] con recetas para chicos lo usan a partir de los 6 meses y acá no se recomienda hasta después del año, por lo tanto, las recetas que tengo en este blog son para ser usadas de acuerdo con lo que el pediatra indique como posible alimento para cada chico en una determinada edad.

jueves, 22 de julio de 2010

Ketchup casero


Seguro que cuando oís la palabra ketchup arrugáis la nariz al asociarlo al “fast food”, pero el ketchup puede ser un condimento muy saludable si no contiene conservantes ni aditivos, de ahí que hoy nos hayamos decidido a traeros la receta para preparar ketchup casero, ya que puede ser una manera estupenda de animar a los niños con determinadas comidas.

El ketchup moderno fue ideado por un norteamericano que en 1876 añadió tomate y diversas especias a dicha salsa y dio con la receta del ketchup actual. Es una salsa compuesta por tomate en cualquiera de sus presentaciones (natural, puré, pasta o concentrado) sazonado con vinagre, azúcar y sal, además de diversas especias y condimentos.

El ketchup y la salsa de tomate casera tienen diferencias considerables, el primero contiene el doble de sal, hasta 10 veces más azúcar (20 g/100 g) y algo más de tomate que el segundo, por ser un producto más concentrado, lo que explica que el sabor sea tan diferente. Aunque el contenido en grasa del ketchup es inferior al del tomate frito, al no emplearse aceites en su elaboración. Sin embargo, por su alto contenido en azúcar no es conveniente abusar de él ni ser consumido por personas diabéticas.


 
INGREDIENTES

  • 1 kg de tomates maduros

  • 1 cebolla

  • 1 pimiento verde

  • un diente de ajo

  • 50 g. azúcar moreno

  • 70 cc. vinagre de vino blanco o de manzana

  • media cucharadita de sal fina

  • media cucharadita de pimentón dulce

  • media cucharadita de mostaza en polvo

  • pizca de canela molida

  • pizca de pimienta molida

  • pizca de clavo molido

  
PREPARACION

Lava los tomates y el pimiento. Corta en trozos grandes los tomates y coloca en un cazo grande antiadherente. Añade el pimiento en trozos, sin semillas, la cebolla en trozos y el diente de ajo pelado. Cuece a fuego lento unos 40 minutos, o hasta que todo quede muy tierno.
Tritura la mezcla usando la batidora, hasta que quede muy fino. Añade las especias, el azúcar y el vinagre. Acaba la cocción una hora a fuego lento, removiendo con frecuencia, hasta que quede un puré espeso.
Pasa directamente a los frascos esterilizados o un tupper hermético bien limpio, deja enfriar y tapa bien.



Fuente: Pequerecetas, también está la receta de Ketchup casero en Thermomix