SOBRE LA ALIMENTACION DEL BEBE

En mis años de amistad con tantas mamás a lo largo y ancho de todo el mundo, he aprendido que lo que en un país está totalmente prohibido a una determinada edad es lo más común en otro.

Es el caso, por ejemplo del bróccoli, que en muchos libros y páginas web [serias] con recetas para chicos lo usan a partir de los 6 meses y acá no se recomienda hasta después del año, por lo tanto, las recetas que tengo en este blog son para ser usadas de acuerdo con lo que el pediatra indique como posible alimento para cada chico en una determinada edad.

sábado, 19 de septiembre de 2009




INGREDIENTES (para un molde de 18 cm):


Para la base de galletas:
150 g de galletas digestive de avena
60 g mantequilla a temperatura ambiente
Para la crema de queso con uvas:
500 g de queso crema (tipo Philadelphia)
250 de chocolate blanco
250 g de leche entera
40 g de azúcar
1 sobre de cuajada
Uvas negras y blancas sin pepitas.

Para la gelatina de moscatel:
70 g de azúcar
70 g de agua
70 g de vino blanco dulce de moscatel
3 hojas de gelatina


ELABORACION:

Para la base de galletas:
Triturar las galletas hasta hacerlas polvo y mezclar bien con la mantequilla. (En Thermomix, pulverizar las galletas 10 segundos en velocidad 10, añadir la mantequilla y programar 10 segundos en velocidad 5.
Se extiende homogéneamente sobre la base de un molde desmontable y se reserva en el frigorífico.

Para la crema de queso con uvas:
Se derrite el chocolate y se mezcla con la leche, la cuajada, el queso y el azúcar, y se bate bien. Se pone en un cazo, y sin dejar de remover se lleva a ebullición. En cuanto empiece a hervir, se retira del fuego. (En Thermomix, se echan todos los ingredientes en el vaso y se programa 7 minutos, 90º, velocidad 5).
Se vierte sobre la base de galletas e inmediatamente se colocan las uvas sobre la crema.
Se deja enfriar en la nevera durante una hora.

Para la gelatina de moscatel:
Se pone a hidratar la gelatina en agua fría.
Se pone en el fuego el azúcar y el agua, se lleva a ebullicióny se deja hervir unos minutos, hasta que obtengamos un almíar ligero.
Se retira del fuego y se añade el vino y la gelatina, removiendo hasta su completa disolución.
Se deja templar y se vierte con delicadeza sobre las uvas.
Se deja cuajar en el frigorífico durante otra hora.


Receta tomada de Tartas Provocativas