SOBRE LA ALIMENTACION DEL BEBE

En mis años de amistad con tantas mamás a lo largo y ancho de todo el mundo, he aprendido que lo que en un país está totalmente prohibido a una determinada edad es lo más común en otro.

Es el caso, por ejemplo del bróccoli, que en muchos libros y páginas web [serias] con recetas para chicos lo usan a partir de los 6 meses y acá no se recomienda hasta después del año, por lo tanto, las recetas que tengo en este blog son para ser usadas de acuerdo con lo que el pediatra indique como posible alimento para cada chico en una determinada edad.

jueves, 24 de septiembre de 2009

Tarta de galletas, nocilla y almendras


No me van a decir que esta torta no es una verdadera BELLEZA!!!



INGREDIENTES:

Para la tarta:
Galletas a la canela (tipo Napolitanas)
Nocilla o Nutella
Leche a temperatura ambiente
Un chorrito de licor (Amaretto, Tía María...)
Almendras tostadas picadas sin sal
Azúcar rosa (**Ver anotación al final)

Para las hojas de chocolate:
Chocolate negro 72% de cacao (o similar, pero no Nestlé Postres, que queda más denso al fundirlo y dificulta el pintado de las hojas)
Hojas de rosal o cualquier otra planta cuyas hojas os gusten

Además:
Una gerbera rosa
Un lazo rosa





ELABORACIÓN:


Para la tarta:
Se mojan ligeramente las galletas en la leche mezclada con el licor (según lo blandas o duras que queremos que se queden), se escurren bien, y se van alternando capas de galletas y nocilla sobre un plato, fuente... La nocilla es fácil untarla en las galletas con un cuchillo cuando hace calor. Si no, se mete unos segundos en el microondas y se extiende de maravilla.

La última capa de galletas se unta también con nocilla y se cubre con las almendras y el azúcar rosa.

Los laterales de la tarta se untan también con nocilla y se tapan con galletas.

Para las hojas de chocolate:
Se lavan bien las hojas y se secan.
Se derrite el chocolate en el microondas y, con ayuda de un pincel de cocina, se pinta la parte de abajo de las hojas.
Se dejan enfriar las hojas en la nevera unos 15 minutos y se pintan de nuevo, para dar más grosor a la primera capa.
Se dejan endurecer en el frigorífico. Si tenemos prisa, en el congelador.
Se retiran las hojas de verdad y tendremos las réplicas de chocolate.

Y después:
Se envuelve la tarta con el lazo.
Y, finalmente, se colocan las hojas de chocolate de forma armoniosa sobre la tarta, y, sobre éstas, la grebera sin tallo.
Se conserva a temperatura ambiente, para que no se endurezca la nocilla.


Nota: yo he comprado el azúcar rosa, pero es fácil hacer azúcar de colores. Sigue las indicaciones de Morgana, artista donde las haya.


Esta receta fue tomada de Tartas Provocativas