SOBRE LA ALIMENTACION DEL BEBE

En mis años de amistad con tantas mamás a lo largo y ancho de todo el mundo, he aprendido que lo que en un país está totalmente prohibido a una determinada edad es lo más común en otro.

Es el caso, por ejemplo del bróccoli, que en muchos libros y páginas web [serias] con recetas para chicos lo usan a partir de los 6 meses y acá no se recomienda hasta después del año, por lo tanto, las recetas que tengo en este blog son para ser usadas de acuerdo con lo que el pediatra indique como posible alimento para cada chico en una determinada edad.

domingo, 15 de noviembre de 2009

Zanahorias a la crema



Si a vuestros hijos no les gustan las verduras tenéis diferentes opciones, pasteles, pudings, rebozarlas, incluirlas en lasañas vegetales o, como en este caso, añadirles algún tipo de crema que disimule su sabor a los niños.

Una que no suele fallar son las zanahorias, ya que su dulce sabor suele ser del agrado de los más pequeños, si las preparas con una crema conseguirás una cena rápida deliciosa…

La zanahoria es una hortaliza, aunque la vamos a incluir en el amplio “paquete” con el que denominamos el común de las personas a las verduras.

La zanahoria es muy recomendada para quienes tienen un mayor riesgo de sufrir carencias de vitamina A. En este grupo se incluyen quienes siguen dietas bajas en grasa y personas cuyas necesidades nutritivas están aumentadas (periodos de crecimiento, embarazo y lactancia materna).

Para adquirir zanahorias de calidad se deben seleccionar las de piel suave y de pequeño o mediano tamaño, bien formadas, de color naranja vivo, con un estrechamiento uniforme y que no presenten raicillas laterales.

La zanahoria es un alimento excelente desde el punto de vista nutricional gracias a su contenido en vitaminas y minerales.

Ingredientes (4 personas)

•800 gramos de zanahorias.
•1 litro de nata.
•30 gramos de margarina.
•Sal y pimienta
Preparación:

Pelamos y cortamos las zanahorias en bastones.

Rehogamos las zanahorias con la margarina dentro de un cazo a fuego lento durante 1 minuto.

A continuación añadimos la nata líquida, salpimentamos y cocinamos a fuego lento hasta que las zanahorias estén muy tiernas.

Espolvoreamos con un poco de cebollino o de perejil picado en el momento de servir las zanahorias.


Fuente:
PequeRecetas