SOBRE LA ALIMENTACION DEL BEBE

En mis años de amistad con tantas mamás a lo largo y ancho de todo el mundo, he aprendido que lo que en un país está totalmente prohibido a una determinada edad es lo más común en otro.

Es el caso, por ejemplo del bróccoli, que en muchos libros y páginas web [serias] con recetas para chicos lo usan a partir de los 6 meses y acá no se recomienda hasta después del año, por lo tanto, las recetas que tengo en este blog son para ser usadas de acuerdo con lo que el pediatra indique como posible alimento para cada chico en una determinada edad.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Papas asadas con espinacas




Las patatas asadas se pueden considerar una cena rápida para niños si has tenido la precaución de ir asándolas mientras preparas los baños y la ropa del día siguiente.
El relleno es muy fácil y además permite muchas combinaciones e imaginativas preparaciones, como nos enseñaba Alegna en sus Ratoncitos de patata.
Esta vez traemos una propuesta para intentar (una vez más) que los niños coman verdura sin apenas darse cuenta. Estoy segura que las espinacas junto a las patatas y el queso les parecerán deliciosas. Eso sí, que no se fijen en que son verdes, porque ya sabéis la aversión que les tienen a ese color… ¡ay… niños….!


Ingredientes:
4 patatas grandes para asar, limpias y secas
1 / 2 taza de mantequilla ablandada
1 / 2 cucharadita de eneldo fresco, picado
1 / 4 de taza de leche
1 / 4 de taza de nata para cocinar
1 cucharadita de sal marina
1 cucharada de crema agria
6 tazas de espinacas cocidas y el exceso de líquido exprimido (o 1 paquete de espinacas picadas congeladas, descongelado)
1 / 2 taza de queso parmesano, rallado


Preparación:
Precalienta el horno a 200ºC.
Echa aceite sobre la piel de las patatas generosamente y espolvorea con sal. Hornea durante aproximadamente 1 hora, hasta que estén blandas.
Corta una pequeña rebanada de la parte superior de cada patata, vacíala y coloca el relleno de la patata en un tazón grande.
Coloca las patatas vacias en una bandeja de hornear y coloca de nuevo en el horno mientras preparas el resto del plato.
Añade la mantequilla, el eneldo, leche, crema, pimienta, sal marina, crema agria, espinacas, y 1 / 4 de taza de queso. Mezcla hasta que quede una masa cremosa.
Quita las patatas del horno y rellénalas con la mezcla de patatas, espinacas y queso.
Espolvorea con el restante queso parmesano y gratina hasta que el queso se derrita y se dore, unos 2 ó 3 minutos.

Se pueden congelar sin problemas.

Para recalentarlas, simplemente calienta el horno a 180ºC y caliéntalas durante 45 minutos aproximadamente.


Fuente: PequeRecetas