SOBRE LA ALIMENTACION DEL BEBE

En mis años de amistad con tantas mamás a lo largo y ancho de todo el mundo, he aprendido que lo que en un país está totalmente prohibido a una determinada edad es lo más común en otro.

Es el caso, por ejemplo del bróccoli, que en muchos libros y páginas web [serias] con recetas para chicos lo usan a partir de los 6 meses y acá no se recomienda hasta después del año, por lo tanto, las recetas que tengo en este blog son para ser usadas de acuerdo con lo que el pediatra indique como posible alimento para cada chico en una determinada edad.

martes, 29 de junio de 2010

Postre de mousse de naranja y mango

Tiempo de preparación: 15 min.
Tiempo total: 2 h 40 min.
Rinde: 12 porciones
INGREDIENTES

  • 50 galletas de vainilla, finamente trituradas (1-1/4 taza)

  • 2 cucharadas de azúcar

  • 1/4 taza (1/2 barra) de mantequilla, derretida

  • 1 lata (11.3 oz fl) de néctar de mango

  • 2 paquetes (3 oz cada uno) de gelatina sabor naranja

  • 1 lata (5 oz) de leche evaporada

  • 1 mango, pelado y picado

  • 1-1/2 taza de cobertura COOL WHIP Whipped Topping, descongelada, cantidad dividida
ELABORACIÓN

Calienta el horno a 350ªF.

Mezcla las migas de galletas, el azúcar y la mantequilla; presiona esto contra el fondo de un molde cuadrado de 8 pulgs. Hornéalo 10 min. o hasta que esté levemente dorado; déjalo enfriar completamente.

Haz que hierva el néctar. Añádelo a la gelatina en polvo en un tazón grande; revuelve durante 2 min. hasta que esté completamente disuelta. Bátela con una batidora eléctrica a velocidad alta 5 min. o hasta que esté espumosa y opaca.

Licúa la leche y el mango hasta que queden homogéneos; añade batiéndolos a la mezcla de gelatina. Incorpora 1 taza del COOL WHIP; vierte esto sobre la corteza. Refrigéralo 2 horas o hasta que esté firme. Sirve el postre con copos de la cobertura restante.

 
 
CONSEJOS DE LAS COCINAS KRAFT
 
Alternativa
Sustituye las galletas por 15 galletas integrales con miel.
 
Variante
Prepáralo con gelatina sabor limón.
 
Porción ideal
Los postres pueden incluirse en una dieta balanceada, pero hay que tener en cuenta el tamaño de las porciones.

Fuente: Comidas Kraft

.
.
.
.