SOBRE LA ALIMENTACION DEL BEBE

En mis años de amistad con tantas mamás a lo largo y ancho de todo el mundo, he aprendido que lo que en un país está totalmente prohibido a una determinada edad es lo más común en otro.

Es el caso, por ejemplo del bróccoli, que en muchos libros y páginas web [serias] con recetas para chicos lo usan a partir de los 6 meses y acá no se recomienda hasta después del año, por lo tanto, las recetas que tengo en este blog son para ser usadas de acuerdo con lo que el pediatra indique como posible alimento para cada chico en una determinada edad.

martes, 29 de junio de 2010

Salmón al horno con queso


INGREDIENTES
(4 personas)

250 g de espárragos.
200 g de queso de fundir en lonchas.
700 g de salmón fresco.
1 huevo.
3 tomates maduros.
1 pizca de sal.
1 chorrito de vinagre.
Aceite de oliva.
1 chorrito de leche.



ELABORACIÓN:

Cortamos en lonchas el salmón fresco y se hacen rollitos con el salmón y queso de fundir dentro. En una fuente de horno untada de aceite ponemos unas rodajas de tomate y sobre cada rodaja un rollito de salmón. Partimos los espárragos en dos, poniendo las puntas a un lado y las colas enfrente. Los introducimos en horno fuerte unos cuatro o cinco minutos.

Por encima tapamos con una mayonesa ligera y gratinamos durante 3 minutos. Para que no se quede seco, antes de introducir al horno por primera vez se puede echar un chorrito de leche.



COMENTARIO NUTRICIONAL

Esta suculenta receta nos ofrece la posibilidad de degustar un alimento tan saludable como el salmón, preparado de una forma original que resulta idónea para incluir en la dieta de los niños, ya que no éstos no suelen demostrar gran interés por el pescado.

El salmón, como pescado azul, aporta proteínas de buena calidad y grasa de tipo omega 3, que es protectora de las enfermedades cardiovasculares.

Entre las vitaminas que contiene cabe destacar la vitamina D, necesaria para una correcta absorción del calcio por parte de los huesos.

La combinación del pescado con las verduras enriquece el plato en sustancias vegetales como la fibra, necesaria para mantener una salud intestinal adecuada y combatir el estreñimiento, y los compuestos antioxidantes, presentes sobre todo en el tomate en forma de licopeno.

Los espárragos y el salmón son alimentos con un alto contenido en purinas, por lo que su consumo debe ser moderado en caso de hiperuricemia o gota.

El queso es uno de los alimentos más ricos en calcio, por lo que su consumo ayuda a mantener los huesos fuertes y a prevenir la osteoporosis. También aporta proteínas y una cantidad de grasa nada despreciable, sobre todo de tipo saturada.

El consumo de alimentos ricos en grasa saturada se ha relacionado con un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, por ello la ingesta de estos alimentos está desaconsejada en personas con hipercolesterolemia, uno de los principales factores de riesgo cardiovascular.

Esta receta, por contener alimentos ricos en grasa como el queso y la mayonesa, no está indicada para dietas de control de peso o de restricción lipídica.